Espanol > Trastornos y Tratamientos > Guía de Trastornos de la A a la Z > Trastornos de Aprendizaje > Acerca de Los Trastornos de Aprendizaje

Acerca de Los Trastornos de Aprendizaje

by Anita Gurian, Ph.D. y Robin F. Goodman, Ph.D.

Introducción

Un niño con un trastorno de aprendizaje presenta dificultades para adquirir las competencias propias de la edad en lectura, matemática, expresión escrita y habilidades sociales. Se cree que los trastornos de aprendizaje se deben a variaciones en la estructura y la función cerebral. El tratamiento incluye el diseño de estrategias de aprendizaje individualizadas y modificaciones en los requerimientos escolares.

Historias de la vida real

Matthew es muy bueno en matemática, pero no parece distinguir la diferencia entre palabras como "arma" y "amar", "tapa" y "pata". Tiene dificultades para conectar los sonidos de las letras con los signos que los representan y no puede dividir las palabras en sílabas.

Jake está ahorrando dinero para comprar los personajes de Pokemon pero duda en entrar a la tienda porque no puede calcular cuánto vuelto le tienen que dar. Las tablas de multiplicar son un misterio para él.

Rena es una narradora talentosa, pero no puede traspasar sus ideas al papel. Su lenguaje es rico y variado cuando habla, pero cuando escribe, sus oraciones son cortas y la puntuación no es correcta.

Algunos niños tienen buen rendimiento en algunas materias y mal rendimiento en otras. Matthew, Jake y Rena han sido erróneamente caracterizados como perezosos, tontos, mal motivados o lentos en el aprendizaje. Los niños con inteligencia promedio o superior pero con una deficiencia en un área académica en particular pueden tener un trastorno de aprendizaje.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando el rendimiento del niño en lectura, matemática o expresión escrita es sustancialmente inferior a lo previsto en relación con su edad, con la educación o con el nivel de inteligencia, se puede diagnosticar un trastorno de aprendizaje.

El diagnóstico también tiene en cuenta si las calificaciones de rendimiento se basan en evaluaciones estandarizadas individuales y si el problema interfiere con las actividades cotidianas del niño y su capacidad de expresar lo que aprende.

Tipos principales de trastornos de aprendizaje:

  • Trastorno de lectura. Un niño con un trastorno de lectura lee en un nivel significativamente inferior al previsto. Su lectura oral se caracteriza por distorsiones, sustituciones u omisiones; tanto la lectura oral como silenciosa son lentas y evidencian errores de comprensión. Los síntomas como la incapacidad de distinguir entre letras comunes o de asociar fonemas comunes con los símbolos de las letras pueden ser evidentes ya desde el jardín de infantes.

  • Trastorno de matemática. Un niño con un trastorno de matemática puede tener problemas en una serie de destrezas diferentes, como entender términos, operaciones o conceptos matemáticos, reconocer y leer signos matemáticos, copiar los números correctamente, sumar y llevarse números, observar signos, seguir secuencias de pasos matemáticos, contar objetos y aprender las tablas de multiplicar.

  • Trastorno de expresión escrita. Un niño con un trastorno de expresión escrita tiene una combinación de dificultades en la capacidad de componer texto escrito, evidenciada por errores gramaticales o de puntuación, mala organización de párrafos, diversos errores de ortografía y excepcionalmente mala caligrafía.

  • Trastorno de aprendizaje no verbal. Un niño con un trastorno de aprendizaje no verbal tiene problemas marcados para adquirir habilidades sociales y por lo general tiene problemas sociales y académicos. Es posible que no pueda interpretar bien las respuestas emocionales de las demás personas y puede ser insensible a los deseos de los demás. Los niños con dificultades para adquirir habilidades sociales también deben ser evaluados para detectar un trastorno generalizado del desarrollo.

Problemas relacionados

Entre el 10% y el 25% de las personas con trastornos de aprendizaje tienen problemas relacionados como trastorno de conducta, trastorno de conducta desafiante oposicional, trastorno depresivo mayor o trastorno de déficit de la atención e hiperactividad. También se deben considerar los trastornos de comunicación como el trastorno mixto receptivo-expresivo. Es importante diferenciar los trastornos de aprendizaje de las dificultades académicas debido a falta de oportunidades, enseñanza deficiente, factores culturales, programas escolares inadecuados o problemas familiares.

¿Quiénes son más propensos a tener trastornos de aprendizaje?

Se calcula que del 10 al 30% de los niños tienen dificultades de aprendizaje. El diagnóstico de trastornos de lectura es más frecuente en los niños que en las niñas, pero esto puede deberse al hecho de que los niños se dispersan más en clase y por lo tanto se los remite para recibir ayuda con más frecuencia. Los trastornos de lectura pueden trasmitirse en las familias y son más corrientes entre los parientes biológicos de primer grado de aquellas personas con trastornos de aprendizaje. Se calcula que un 1% de los niños en edad escolar tiene un trastorno de matemática. El trastorno de expresión escrita es poco frecuente cuando no está relacionado con otros trastornos de aprendizaje, al igual que el trastorno de aprendizaje no verbal.

¿Por qué sucede esto?

Los niños con trastornos de aprendizaje procesan la información en forma diferente. Los trastornos de aprendizaje son producto de un defecto en el sistema cerebral, ya sea en la estructura del cerebro o en el funcionamiento de las distintas sustancias químicas. Las anormalidades subyacentes en el procesamiento cognitivo (p. ej., deficiencia en la percepción visual, los procesos lingüísticos, la atención o la memoria, o una combinación de estos) a menudo preceden a los trastornos de aprendizaje o están relacionadas con ellos. La predisposición genética, una lesión previa al nacimiento o inmediatamente posterior y diversos problemas neurológicos o médicos generales pueden estar relacionados con los trastornos de aprendizaje, pero la presencia de estos problemas no augura necesariamente un trastorno de aprendizaje. Sin embargo, los trastornos de aprendizaje a menudo se relacionan con una variedad de problemas médicos generales (p. ej., intoxicación por plomo, síndrome de alcoholismo fetal o síndrome del cromosoma X frágil).

¿Cómo se trata?

La colaboración entre la familia y la escuela es fundamental. Una evaluación de diagnóstico completa de las destrezas puede servir de base para las estrategias de tratamiento individualizado de escuelas y familias.

Se pueden indicar recuperación individual o grupal, servicios de salas de recursos o una clase especial.

Los grupos de destrezas sociales y técnicas para controlar la conducta a menudo ayudan a los niños a ser conscientes de las conductas apropiadas y de las expectativas sociales.

La educación de los familiares sobre las ramificaciones de los trastornos de aprendizaje y el efecto en el funcionamiento familiar siempre es crucial para fomentar el éxito.

Preguntas y respuestas

¿Por qué algunos niños, que son muy inteligentes y excelentes en muchas cosas como atletismo y artes, tienen problemas para aprender a leer?

La inteligencia no es una sola cosa. Las personas son inteligentes de ciertas maneras: algunos pueden visualizar cosas en el espacio, otros usan las manos para trabajos minuciosos, otros pueden entender las plantas y los animales, y otros pueden comprender las emociones de los demás. Pero algunos niños tienen una deficiencia en un área en particular como lectura, matemática o redacción.

¿Qué sucede si no se diagnostica el problema de aprendizaje del niño?

Muchos niños con trastorno de aprendizaje pueden funcionar en un nivel de grado, o cerca de éste, en los primeros grados, y es posible que el trastorno de aprendizaje no sea completamente evidente hasta el cuarto grado o incluso después. Las manifestaciones del trastorno de aprendizaje varían según las exigencias de la escuela, al igual que la necesidad de incrementar el trabajo más independiente. Al igual que cambian estas exigencias, también cambia el efecto del problema. Sin ayuda, casi el 40% de los niños y adolescentes con problemas de aprendizaje abandonan la escuela.

¿Qué efecto tiene un problema de aprendizaje en la vida del niño fuera de la escuela?

Como una buena parte de la vida del niño transcurre en la escuela, si no tiene un buen rendimiento, puede desarrollar baja autoestima y una sensación de incompetencia y a la vez dificultades en las habilidades sociales.

¿Un maestro de jardín de infantes realmente puede saber si un niño de 5 años tiene un problema de aprendizaje? ¿Cómo es posible?

Se puede diagnosticar que los niños tienen riesgo de desarrollar problemas de aprendizaje a temprana edad, a veces a los 3 ó 4 años. Pueden tener dificultades en temas como combinar los sonidos, rimar palabras y recordar versos infantiles.

¿Qué le depara el futuro a un niño de 7 y 8 años con problemas de aprendizaje?

Con una identificación e intervención temprana, el pronóstico es bueno en un gran porcentaje de los casos. La identificación temprana puede prevenir o limitar la frustración y el fracaso escolar, que a su vez pueden derivar en problemas emocionales, sociales o familiares.

¿De qué forma las ciencias pueden aprender más sobre las causas de los problemas de aprendizaje?

Si bien se presume que los trastornos de aprendizaje son el resultado de variaciones en la estructura y la función cerebral, en la actualidad no se comprenden bien estas variaciones. Las investigaciones del cerebro, mediante el uso de nuevas tecnologías, como las imágenes por resonancia magnética (IRM) de los cerebros de niños y adultos con lesiones cerebrales, están comenzando a arrojar algunos indicios prometedores.

Sobre los autores

La Dra. Robin F. Goodman es psicóloga clínica y está realizando su especialización en temas relacionados con el duelo.