Espanol > Trastornos y Tratamientos > Guía de Trastornos de la A a la Z > Trastorno de la Conducta > Acerca del Trastorno de la Conducta (TC)

Acerca del Trastorno de la Conducta (TC)

by Anita Gurian, Ph.D. y Robin F. Goodman, Ph.D.

Introducción

El niño con trastorno de la conducta no respeta la autoridad, le importan muy poco los derechos básicos de los demás y rompe reglas sociales básicas, manifiesta conductas agresivas que amenazan con llegar a daño físico o a la propiedad, engaños, robos, ausentismo injustificado o ausencia del hogar. El niño con trastorno de la conducta es a menudo vengativo, irascible y buscapleitos. Se cree que la causa de este trastorno es una combinación de factores del entorno y vulnerabilidad genética. El tratamiento puede incluir terapia conductual con el niño y los padres, y farmacoterapia.

Historias de la vida real

Brandon Las maestras de Brandon de la guardería infantil sostienen que es el "terrorista de los de 4 años". él golpea o muerde a otros niños y los empuja de los columpios del parque sin provocación alguna. Toma el conejo, la mascota de la clase, por la cola a pesar de que se le dice cuánto le duele al animal. Sus padres sostienen que ha sido difícil de manejar desde que era un bebé.

Con sus once años de edad, Paul,conocido en su familia como "el bromista", fue suspendido de la escuela por dejar caramelos a medio comer en todos los casilleros de las niñas. Ya había sido suspendido anteriormente por dejar pastillas de veneno para las ranas en el laboratorio de biología.

Robin,de l6 años: "Cuando tenía 13, ese verano estuvo buenísimo. Una vez nos encontramos con unos chicos más grandes en un bar y probamos una nueva clase de anfeta. Nos pusimos realmente salvajes y rompimos las ventanas de unos autos y alguien llamó a la policía. Mi mamá estaba muy enojada, y trató de castigarme encerrándome en mi cuarto, pero yo me escapaba por la ventana."

¿Cuáles son los síntomas?

Un niño o adolescente con trastorno de la conducta se comporta de manera tal que viola los derechos básicos de los demás y las principales reglas sociales adecuadas para la edad. Estos comportamientos pueden agruparse en cuatro categorías principales:

  • conducta agresiva que causa daño físico a otras personas o animales, o amenaza con hacerlo. Por ejemplo el hostigamiento o conducta intimidante, peleas físicas o crueldad, el uso de armas, forzar a alguien para tener actividad sexual
  • conductas que causen daños a la propiedad como conducta pirómana, vandalismo
  • engaños o robo, como por ejemplo entrar a robar en negocios u hogares, robar en tiendas
  • violación seria de las reglas, tal es el caso de ausencias injustificadas o escaparse durante la noche

Estos trastornos de conducta pueden afectar negativamente el desempeño social, académico o laboral. La conducta normalmente se da en una variedad de espacios tales como el hogar, la escuela y la comunidad.

Otras manifestaciones del trastorno de la conducta:

  • Trastorno de oposición desafiante (TOD): un patrón recurrente de comportamiento hostil, desobediente, desafiante y negativo hacia las figuras de autoridad que persiste por lo menos por seis meses. Para recibir el diagnóstico de TOD, el niño debe manifestar con frecuencia la ocurrencia de por lo menos cuatro comportamientos, por ejemplo perder los estribos, discutir con adultos y desafiarlos, y hacer deliberadamente cosas que molestan a otros. Los niños y adolescentes con TOD están generalmente enojados y resentidos, y culpan a otros por su mala conducta.

¿Quiénes son más propensos a presentar este trastorno?

La edad en que el trastorno de conducta (CD) inicia es crítica. Cuanto antes se inicia, peor es el pronóstico.

El TC que se desarrolla tempranamentey ocurre antes de la adolescencia, es el más común.

El TC que se desarrolla tardíamente ocurre luego de la adolescencia temprana. La prevalencia del TC ha aumentado en las últimas décadas y es mayor en áreas urbanas que en áreas rurales. Se estima que un seis por ciento de todos los niños padece TC, con una proporción entre hombres y mujeres de cuatro a uno. De un tercio hasta la mitad de las remisiones médicas a clínicas de niños y adolescentes comprende niños agresivos.

¿Por qué sucede esto?

Algunos niños presentan vulnerabilidad genética a este trastorno, cuya naturaleza se desconoce. Cuando esa vulnerabilidad se combina con ciertos factores de alto riesgo del entorno, tales como la pobreza, la falta de atención de los padres, discordia matrimonial, enfermedad de los padres, alcoholismo de los padres o tener un padre con trastorno antisocial de la personalidad, las posibilidades de TC aumentan.

Se encontró que los adolescentes con TC tienen un impedimento en el lóbulo frontal del cerebro, un área que afecta la habilidad de planear, evitar el daño y aprender de las consecuencias negativas.

¿Cómo se trata?

Es sumamente importante identificar y tratar pronto a los niños que padecen TC a edad temprana. La inteligencia es otro factor de importancia; es más fácil trabajar en el tratamiento con un niño con un CI más alto. Muchos niños con TC tienen dificultades de aprendizaje y habilidades verbales por debajo del promedio.

Se han utilizado diversos tratamientos, incluso el uso de medicación y enfoques hacia la familia, con resultados diversos. No hay una única medicación ni un único tratamiento que se considere preferido. Un plan de tratamiento puede incluir alguna o todas las siguientes opciones:

Terapia conductual intenta establecer eventualidades que hagan más probable la conducta deseada y eliminar la conducta no deseada. Brinda un nivel fuerte de estructura que es en general lo que los niños con TC necesitan. La terapia conductual ayuda al niño a establecer conexiones de causa y efecto cruciales que no ha podido establecer antes, ya sea por falta de experiencia o falta inherente de capacidad. Los planes conductuales deberían coordinarse entre la escuela y la familia para lograr la máxima eficacia.

El tratamiento se realiza, generalmente, en el contexto de la familia. Por lo tanto la familia puede requerir asistencia, que irá desde educación sobre habilidades básicas de crianza de los hijos a estrategias de manejo del niño con problemas.

Preguntas y respuestas

Tengo problemas para ponerle límites a mi hijo. ¿Esto quiere decir que desarrollará algún trastorno de la conducta?

Todos los niños se portan mal en algún momento. Solo aquellos niños y adolescentes que presentan problemas graves y regulares de comportamiento pueden desarrollar algún trastorno de la conducta.

Si un niño de 8 años desafía a sus padres y se niega a hacer lo que le piden, ¿quiere decir que tiene algún trastorno de la conducta?

El TC se manifiesta de diversas maneras en diferentes edades. Los niños en edad preescolar pueden ser agresivos, confrontar a otros, desafiarlos y hacer pataletas. Los niños en edad escolar pueden desafiar la autoridad del adulto y del docente, mentir y robar. Los adolescentes pueden violar las reglas y la autoridad de la comunidad, pelear, robar, destruir, son proclives a tener accidentes y a cometer delitos contra las personas y la propiedad. Un niño de ocho años que hace pataletas no manifiesta un comportamiento adecuado para su edad, y una consulta con un profesional puede ayudar a descubrir modos de ayudarlo a cambiar su comportamiento.

Mi hijo adolescente vuelve tarde y no nos dice dónde está. No nos gustan sus amigos y su rendimiento en la escuela está desmejorando. ¿Esto corresponde a algún trastorno de la conducta?

Quizás. Un trastorno de la conducta puede causar problemas en la vida académica y social de los adolescentes. Es importante recordar que el comportamiento ocurre frecuentemente en varios ámbitos, tales como el hogar, la escuela y la comunidad.

Mi hijo de 10 años es egoísta y hostigador a veces con sus amigos, y se niega a disculparse. Dice generalmente que la pelea la empezó otro. Tengo miedo de que sea igual a su padre, quien nunca asume responsabilidad por lo que hace. ¿Los niños con trastorno de la conducta son así?

Los niños y adolescentes con trastornos de la conducta pueden tener poca empatía y consideración por los sentimientos y el bienestar de los demás. Pueden percibir erróneamente las intenciones del resto como más hostiles y amenazadoras de lo que en realidad son, y responden con agresión, lo que sienten que es razonable y justificado. Pueden no tener sentimientos de culpa ni remordimiento.

Mi hijo de 12 años actúa como un mandamás después de hacer algo desagradable, como pegarle a nuestro perro. ¿Esto quiere decir que tiene buena autoestima?

A pesar de que un niño con TC puede actuar con aires de importancia, su autoestima es generalmente baja, y tiene poca tolerancia a la frustración, en tanto que son comunes la irritabilidad, estallidos de malhumor e imprudencia.

Sobre los autores

La Dra. Robin F. Goodman es psicóloga clínica y está realizando su especialización en temas relacionados con el duelo.