Espanol > Cómo Mantener Sanos a Los Niños > Artículos En Español > Pregúntele a un Experto: Ayudar a los Niños a Hacer Frente a un Trauma y al Duelo

Pregúntele a un Experto: Ayudar a los Niños a Hacer Frente a un Trauma y al Duelo

by Michelle Pearlman, Ph.D.

Haga clic aquí para leer este artículo en inglés.

NYU Child Study Center

Cambiar la cara de la salud mental del niño

Marzo de 2007
Este boletín mensual brinda información sobre la salud mental y la crianza, así como sobre eventos futuros y programas del NYU Child Study Center.

La Dra. Michelle Pearlman es la directora del Servicio de Trauma y Duelo del NYU Child Study Center.

P: ¿Qué se considera un evento traumático para un niño?
R:
Los eventos traumáticos son situaciones en que una persona está expuesta a una amenaza de lesión o muerte o un hecho real de lesión o muerte, o a la violación de la integridad física; lo que genera miedo intenso e impotencia. Estas situaciones pueden ser de poca duración, como por ejemplo estar involucrado en un accidente automovilístico grave o ser testigo de un delito violento. En otros casos, estas situaciones son más crónicas, por ejemplo cuando un niño sufre hostigamiento o abuso sexual o físico continuamente.

P: ¿Y cuando un niño experimenta la muerte de un ser querido?
R:
Una gran variedad de factores influyen en la manera en que los niños responden luego de la muerte de un ser querido. Entre estos factores se encuentran la edad y el entendimiento que tiene el niño de la muerte en general. Los niños pequeños pueden tener dificultades para comprender la pérdida y sus sentimientos posteriores mientras que los niños más grandes quizás se preocupen por cómo afectará dicha pérdida su futuro. Cada niño experimenta la pérdida de manera diferente, y no hay un modo correcto de sobrellevar la pena ni una serie de etapas por las que el niño deba atravesar.

P: ¿Cuál es el mejor modo de ayudar a un niño luego de un trauma o una muerte?
R:
Los niños tienden a tener una gran capacidad de recuperación, es decir, pueden sobreponerse a los desafíos de la vida y lograr resultados positivos de las experiencias difíciles. Los adultos pueden ayudar a los niños al incentivar conversaciones honestas y abiertas sobre sus sentimientos y preocupaciones. A pesar de que muchos padres piensan que al hablar de estos temas con sus hijos aumentarán sus temores y causarán aún más daño, esto no es verdad. De hecho, permitirles a los niños hablar sobre lo que les preocupa y hacer preguntas en un entorno que les dé apoyo generalmente los ayuda a sentirse más seguros y menos asustados. La regla general es seguir lo que el niño cuente con respecto a lo que ocurrió, continuar hablando mientras que el niño esté interesado y permitir que la conversación acabe (por lo menos por el momento) cuando el niño se sienta satisfecho al saber que sus preguntas se contestaron.

P: ¿Cuáles son algunos signos de que un niño puede necesitar ayuda luego de un trauma o muerte?
R:
Luego de este tipo de situaciones, algunos niños pueden experimentar dificultades emocionales (por ejemplo, confusión, angustia, tristeza, enojo) o problemas de conducta (por ejemplo, mal comportamiento en el hogar o problemas en la escuela). Algunas de estas reacciones pueden durar poco tiempo y resolverse por sí mismas. Otras pueden durar meses e incluso años. A veces estas cuestiones no se manifiestan hasta que pasan meses desde que se produjo el evento. Si el comportamiento, humor o desempeño académico general del niño se ven afectados luego de un evento traumático, podría ser útil para el niño recibir ayuda profesional.

Hay también signos específicos de advertencia que pueden indicar que un niño tiene problemas para lidiar con un evento traumático o la muerte de un ser querido. Por ejemplo, algunos niños evitan pensar o hablar de lo ocurrido, e incluso pueden llegar a dejar de hacer ciertas actividades que solían realizar. Los niños pueden también manifestar preocupación por la salud y seguridad propia y de otros miembros de su familia. Otros signos de advertencia incluyen irritabilidad, alejarse de los amigos, pesadillas y sentimientos excesivos de culpa, tristeza o nerviosismo.

Sabemos que este y otros problemas relacionados pueden resolverse con una terapia breve, lo que ayudará al niño a continuar con una vida y un desarrollo saludables.

P: ¿Qué clase de servicios ofrece el Child Study Center para aquellos niños que han experimentado algún trauma o alguna pérdida?
R:
El Servicio de Trauma y Duelo se dedica a ayudar a las personas a acomodarse luego de algún evento estresante de la vida, tal como un trauma o la muerte de algún ser querido. Nuestros servicios están pensados para los niños y sus familias, adolescentes y adultos con algún antecedente de trauma o duelo.

El primer paso es generalmente una evaluación, lo que implica revisar los antecedentes del niño y su desempeño presente para determinar cuál será el mejor tratamiento y brindar recomendaciones adecuadas. Sobre la base de la evaluación, puede determinarse a veces qué terapia sería más beneficiosa. La terapia se centra generalmente en ayudar al individuo o a la familia a hacer frente al trauma o la pérdida, y a desempeñarse correctamente en la vida diaria. El terapeuta también ayuda a los padres para que hablen con sus hijos sobre lo ocurrido y sobre cómo prepararse para el futuro.

Para obtener más información sobre el Servicio de Trauma y Duelo del NYU Child Study Center, llame al (212) 263-6622 o visite nuestro sitio web www.AboutOurKids.org.