Haga clic aquí para leer este artículo en inglés.

Información detallada sobre Trastorno Reactivo de la Vinculación

Para obtener información más detallada sobre trastorno reactivo de la vinculación que incluya los síntomas, tratamiento, testimonios reales, y preguntas y respuestas, consulte Acerca del Trastorno Reactivo de la Vinculación de la Infancia o Primera Infancia.

Descripción general del Trastorno Reactivo de la Vinculación

La vinculación hace referencia al lazo íntimo que se forma entre un niño o bebé y la principal persona a cargo. Una vinculación segura se considera vital para el desarrollo emocional del niño y su capacidad para establecer otras relaciones sociales saludables. Los bebés y niños con trastorno reactivo de la vinculación (RAD) muestran una relación social perturbada e inapropiada para el nivel de desarrollo, y no inician ni responden a la mayoría de las interacciones sociales.

Existen dos tipos principales de trastorno reactivo de la vinculación: el tipo inhibido, que se caracteriza por la incapacidad persistente de iniciar y responder a la mayoría de las interacciones sociales de forma apropiada para el nivel de desarrollo, y el tipo desinhibido, que se caracteriza por la sociabilidad indiscriminada o la falta de selectividad en la elección de figuras de vinculación.

El trastorno reactivo de la vinculación es distinto del retraso mental grave o de un trastorno generalizado del desarrollo, como el trastorno autista. Un niño con trastorno reactivo de la vinculación tiene la capacidad de apreciar las relaciones sociales, pero no se desempeña adecuadamente, mientras que un niño con retraso mental grave o un trastorno generalizado del desarrollo sufre una discapacidad neurológica que impide el desarrollo esperado en las relaciones sociales.

Causa: Muchos factores pueden interferir posiblemente en el desarrollo de la vinculación entre el niño y la persona a cargo, que incluyen entornos marginados, desatención de las necesidades físicas y emocionales del niño, cambio frecuente de las personas a cargo o cuidados extremadamente inadecuados. Las situaciones de negligencia o maltrato importantes pueden hacer que los bebés y niños menores de cinco años desarrollen este trastorno mental poco frecuente.

Tratamiento: Cuanto antes se identifique y solucione el problema, mejores serán las posibilidades de revertir el trastorno. El tratamiento incluye servicios de asistencia psicosocial, como educación, asesoramiento y psicoterapia.

Artículos relacionados

Los siguientes artículos se encuentran ordenados cronológicamente según la fecha de publicación o la última actualización.

Abandono y Maltrato de Menores: Una Mirada General

Acerca del Trastorno Reactivo de la Vinculación de la Infancia o Primera Infancia

Organizaciones

Explore la lista de organizaciones y recursos en línea seleccionados por el personal para aprender más sobre Trastorno Reactivo de la Vinculación.